Las tristes razones por las que menos mujeres que hombres andan en bici

27
Mar

Las tristes razones por las que menos mujeres que hombres andan en bici

Cuatro razones de peso provocan que las mujeres decidan dejar de lado las bicicletas. Las estadísticas de transporte en los últimos 20 años en Estados Unidos han mostrado que el gran aumento de los ciclistas en estas dos décadas se componen principalmente por hombres de entre 25 y 64 años. Por otro lado, el mismo rango de mujeres no ha crecido.

Tal vez sólo en Holanda la mayoría de los ciclistas son del género femenino (y en Alemania son 50-50%) porque en la mayoría de las ciudades de Estados Unidos están muy por abajo del 50%, hasta llegar a otras ciudades como Lima, Perú, donde sólo son el 2%.

¿Por qué sucede esto? Veamos las cuatro razones en orden creciente de importancia.

  1. Muchas mujeres declaran que desplazarse en bicicleta es contraproducente para los estándares de maquillaje-peinado-ropa que exigen sus lugares de trabajo o estudio.
  2. Las mujeres prefieren pedalear en calles con poco tráfico y mayor seguridad, mientras que los hombres, por lo general, prefieren usar la ruta directa a sus destinos, sin importar el tráfico u otros factores.
  3. La economía. Todavía un gran número de mujeres sigue ganando menos que los hombres o efectúan trabajos no remunerados. Y aunque uno pudiera pensar que la bicicleta es económico, es difícil usar diariamente una bicicleta en zonas de bajos recursos.
  4. El tiempo. De igual forma, muchas mujeres están atadas a las tareas domésticas, al cuidado del hogar, de los niños y (con mucha mayor frecuencia que los hombres) de alguna persona de mayor edad. Eso sin contar que la gran mayoría todavía lleva a cabo las compras y es chofer de los niños. Estadísticamente las mujeres hacen más viajes que los hombres (y 100% más de viajes al servicio de algún pasajero).

Esperamos que, para tener un mundo más justo, más libre, más limpio, pronto terminen de caer estas cadenas que retienen a tantas mujeres: estándares de belleza desmesurados, la inseguridad en tantas ciudades, la desigualdad laboral y las casillas sociales.