blog

11
Sep

La mujer en menopausia y la “Mujer Total”

“Menopausia” es el nombre que recibe el momento en el que dejamos de menstruar. En torno a la menopausia registramos múltiples cambios y variaciones hormonales que llamamos “climaterio”. Este se produce debido al proceso paulatino de los ovarios que dejan de liberar óvulos y puede durar entre 5 y 10 años. Las mujeres se enfrentan a una adaptación durante el climaterio en términos físicos, emocionales y mentales que marcan una nueva etapa importante en la vida.

En épocas anteriores, cuando las condiciones de sanidad e higiene limitaban la esperanza de vida humana a entre 50 y 65 años, se consideraba que las mujeres al dejar de menstruar estaban cerrando su ciclo vital y, a raíz de este condicionamiento, las mujeres mayores de 45 años ya solían aparentar un estado de edad avanzada.

Hoy en día la expectativa promedio se ha extendido, de tal manera que hay aún mucha vida después de la menopausia. Con frecuencia, las mujeres llegan al climaterio con un buen estado de salud y un enfoque juvenil en su apariencia. En este contexto de alta calidad de vida y de energía, muchas mujeres tienen una perspectiva diferente y más positiva. El acceso a la información y al conocimiento ha permitido que los cambios que inician típicamente entre los 42 y 49 años sean más conscientes y las mujeres tienen la oportunidad de adoptar medidas que les permiten reconocerse durante esta transición.

La menopausia natural en la edad mediana de la mujer es una iniciación a un nuevo estadío de la vida. Las mujeres menopáusicas pueden mostrarse más seguras, centradas en su propia experiencia, siempre y cuando se permitan cultivar su intuición y escuchar su voz interior. Para muchas, hay una sensación de descontrol en el proceso puesto que, en las sociedades modernas, escucharnos a nosotras mismas es un ejercicio que no estamos acostumbradas a hacer. Sin embargo, esta conexión intuitiva nos permite encauzar nuestra energía para generar experiencias de profunda satisfacción.

No es inusual ver a mujeres que atraviesan por esta etapa despertar a una consciencia de libertad. De manera sincrónica, muchas cierran simultáneamente otros ciclos, como el laboral a través de la jubilación; o afectivos, proponiéndose relaciones amorosas cuya motivación no reside en procrear; o delimitando las responsabilidades relativas a los hijos, a estas alturas adultos y dueños de sus propios destinos. Otro tipo de actitudes asertivas que pueden observarse en mujeres en esta etapa vital son por ejemplo la gestión de los propios recursos para retomar los estudios, o para emprender algún viaje, o para favorecer un contexto de independiencia que les permite experimentar mayor plenitud.

La sabiduría de la mujer post-menopáusica se ha venido gestando a lo largo de su vida. La autora y artista Miranda Gray en su libro Luna Roja postula que la adaptación a este nuevo estado lleva en promedio unos diez años, en el cual los diferentes arquetipos femeninos establecidos dentro de la mujer a lo largo de su historia maduran y se manifiestan en una expresión combinada de sus dones a través de la “Mujer Total”, una mujer que ha recorrido los arquetipos a lo largo de cada uno de sus ciclos menstruales y lunares, tantas veces como se hayan presentado a lo largo de la vida, en sus diferentes etapas. La luz que emana de la “Mujer Total” suma todos los colores que han matizado su vida y se manifiesta en sabiduría de vida y presencia.