blog

05
Jul

La Copa Menstrual y la salud femenina integral

Muchas usuarias de la copa menstrual, después de entrar en contacto con la copa, se sienten inspiradas para profundizar cada vez más y de manera más consciente y autónoma al respecto de su bienestar y de su salud.

La copa de por sí nos brinda libertad de movimiento, comodidad y confianza, pero hoy en día es, además, protagonista en la vida interior, emocional o espiritual, de un número creciente de mujeres. Existe una gran variedad de terapias alternativas que hacen referencia directa al uso de la copa como parte de un estilo de vida que promueve la consciencia, el rescate de nuestra sabiduría ancestral y un bienestar durable a partir de una relación positiva con nosotras mismas.

La sanación del útero, de los linajes, de la sexualidad, la herbolaria, el yoga, la ginecología natural, el trabajo en círculos de mujeres, los caminos espirituales de sabiduría ancestral… tejen puentes hacia el autoconocimiento. Observamos en estas prácticas un fundamento energético con en base a la naturaleza femenina, sus ciclos y sus transiciones vitales. Dirigen nuestra mirada hacia adentro, enfocándola en aquello que nos hace únicas, valorando y exaltando cualidades y mecanismos que mejoran nuestras relaciones interpersonales y la conexión con nuestro entorno, desde una visión unificadora.

Se valen de recursos tales como la sanación por imposición de manos; el uso de piedras y cuarzos; rituales o ceremonias; preparados de hierbas; visualización y meditación; o canalización de mensajes espirituales para conformar un sistema de creencias que aborda de manera específica temas de salud sexual, emocional y física de la mujer. El uso de la copa es así detonante de nuevos paradigmas en torno a la menstruación, al cuerpo y a los sistemas de pensamiento.

 

Abundamos sobre las siguientes tres:

Sanación del útero: el útero funge como órgano receptor y de resguardo de toda la energía y la experiencia que como mujeres acumulamos a lo largo de la vida. Es el motor que genera y sustenta la “vida”, tanto en el sentido literal como en una concepción más amplia: la creatividad, la intuición, la clarividencia, los dones y regalos espirituales de carácter femenino. La sanación se hace con diferentes propósitos: reconciliación con la propia energía creadora, liberación de los vínculos energéticos que dejaron las interacciones sexuales del pasado, limpieza de las huellas y memorias de violencia sexual o de las toxinas que resultan del sufrimiento en general. Así, el flujo menstrual, como quintaesencia de nuestro ser, es preferible recolectarlo con la copa en vez de contaminarlo con los químicos de los productos desechables.

Sanación de linaje femenino: es también la suma de múltiples recursos que permiten resignificar o remover patrones de comportamiento heredados por la línea materna que interfieren con la plenitud y el bienestar personal de una mujer. Se reconoce y se cuestiona el sistema de creencias transgeneracionales, aquellas que hemos asumido como propias sin saberlo y que seguimos como si fueran un guion invisible, desconectadas de los propios anhelos personales. La información del linaje debe ser vista, nombrada, reconciliada y honrada para, a partir de ahí, trazar cada una su camino individual auténtico. Observar el sangrado es un canal de vinculación tangible con nuestro linaje.

Ginecología natural: propone mantener los niveles de limpieza y balance energéticos benéficos para la salud física y para nuestro bienestar integral, desde el ritmo biológico propio y el conocimiento del ciclo menstrual y sus fases. Comprende tanto nuestros hábitos de vida, de alimentación o de respiración, como tópicos o trabajos puntuales con remedios herbales, tinturas, pociones o rituales energéticos, por ejemplo, el de los huevitos yoni de distintos tipos de piedra. El uso de la copa adquiere relevancia al permitirnos monitorear las características cualitativas y cuantitativas de nuestro flujo menstrual, con fines diagnósticos y de autoconocimiento.

Leave a Reply