blog

03
Sep

La copa menstrual en tiempos de resiliencia 

Recuperarnos, regresar al equilibrio, volver a nuestro centro…: podemos describir la resiliencia de muchas formas.
En esta entrada, abordaremos tres tipos de resiliencia, en relación a cómo la copa menstrual es parte de los elementos que favorecen un retorno al equilibrio.
La resiliencia se define como la capacidad de recuperarnos después de una situación que nos desestabiliza a nivel emocional, social o ambiental. Eventos como la actual pandemia a nivel global se traducen en una desorganización de todo el sistema que nos afecta a múltiples niveles. En tales contextos, una estrategia a adoptar es identificar aquellos elementos que nos permitan arraigarnos a un punto de equilibrio, generando estabilidad en ejes tales como la economía, la ecología y el bienestar personal.
La copa menstrual justamente nos conecta con estos tres ejes:
1.- En el ámbito económico, la copa menstrual representa una inversión a largo plazo por su duración hasta por 10 años y genera un ahorro significativo en cuanto a productos de higiene menstrual. Al evitar la compra de insumos superfluos, nuestros hábitos menstruales no repercuten en nuestro bolsillo.
2.- En el ámbito ecológico, la copa menstrual abona a una cultura del reuso que se contrapone al empleo de desechables y a la generación de residuos contaminantes, lo que también se traduce en una mayor consciencia en los ciclos de consumo y una vinculación con el propósito de cada producto y su impacto en el entorno.
3.- En el ámbito íntimo, hemos observado que la forma en la que la copa menstrual facilita el autoconocimiento aporta muchas herramientas de autogestión tanto personal como comunitaria, al impulsar redes y canales de asesoría y de comunicación entre usuarias. En términos de resiliencia, la copa favorece un sentido de seguridad, de comodidad y de bienestar en general que nos armoniza.

Leave a Reply