¿Cómo elegir la talla de tu copa menstrual?

angelcup medidas de las copas menstruales
17
Jul

¿Cómo elegir la talla de tu copa menstrual?

Por fortuna, en el mercado cada vez existen más opciones de copas menstruales. El problema es que ahora ¿cómo podemos saber exactamente cuál es la que nos conviene? y ¿Qué tamaño de copa menstrual usar?

 

Si es tu primera copa, aquí hay unas recomendaciones de inicio. Para elegir el tamaño por primera vez, te sugerimos seguir las recomendaciones que indica cada copa. Generalmente se presentan dos tallas, chica y grande, que dependen de la edad, el haber o no tenido hijos (ya que estos aspectos están relacionados con la elasticidad de los músculos vaginales) y la cantidad de flujo.

Copa menstrual pequeña: para mujeres menores de 30 años, que no hayan tenido hijos o que los hayan tenido mediante cesárea, o bien, que presenten un flujo moderado o ligero

Copa menstrual grande: para mujeres mayores de 30 años, para quienes hayan tenido hijos mediante parto vaginal, o bien, para quienes presenten un flujo abundante.

 

Si no es tu primera copa, podrás tener en cuenta más factores, una vez que te acostumbres al uso, a medir la cantidad de mililitros, a ver cuántas veces en un día cambias la copa, etcétera. Tal vez sientas que la chica se llena muy rápido o la tienes que cambiar muy seguido, entonces podrás elegir una que vaya más acorde con tu ritmo de vida, que te permita pasar más horas de un lado a otro sin necesidad de correr a un baño. O bien, tal vez sientas que una copa menos grande te bastará ya que tu flujo no es tan abundante.

Además de esto, después de usar tu primera copa menstrual, podrás ir conociendo cómo son tus músculos vaginales o qué tan bajo es tu cérvix. ¿A qué nos referimos con esto? A las mujeres que tienen el cérvix bajo puede molestar el roce con el anillo, o bien, el pabilo puede no terminar de acomodarse y rozar con la abertura de la vagina, lo cual es muy doloroso. Si te sientes identificada con estas situaciones, es recomendable que optes por copas más anchas que largas.

Finalmente, con el uso de tu primera copa también irás conociendo la fuerza de tus músculos vaginales. La práctica de yoga, de pilates o de ejercicios de Kegel, fortalece los músculos pélvicos, lo cual te permitirá optar por una copa menstrual más pequeña.

 

Y, sobre todo, recuerda que siempre hay personas a las que pedir consejos. Afortunadamente, también ya existen más blogs donde las mujeres podemos compartir nuestras experiencias en torno a la menstruación, poco a poco deja de ser un tema tabú en muchos lugares. Si tienes alguna pregunta, no dudes en hacérnosla llegar escribiéndola en los espacios para comentarios.