Brindando

22
Oct

Brindando

Acabo de ver el comercial que Yoplait México lanzó recientemente, una campaña que invita a las mujeres a brindar por serlo. Según la letra de la canción (que probablemente fue escrita por un hombre), ser mujer no es nada fácil.

En el comercial, aparecen varias mujeres en una taberna, bailando al ritmo del acordeón. Una escena clásica, donde veríamos hombres, ¿vikingos?, quizá. Ellos, brindando con cerveza; las mujeres, con yogur. Yoplait, ¿rompiendo estereotipos? No lo creo. La letra de la canción intenta hacernos sentir bien con la idea de ser mujeres (¿porque acaso es lo que necesitamos?). También nos dice que no debemos sentirnos mal por estar solteras a los cuarenta, no; Yoplait dice que el dinero que ganamos nos lo podemos gastar en ropa nueva. ¿Nada más? Parece que sí. Pero, para las casadas, están los versos que nos vuelven poderosas, recordándonos que las mujeres también se levantan temprano, salen a trabajar y se destrozan… Pero como sus esposos. Porque, para Yoplait, los hombres son la única medida que podemos y debemos considerar. Sólo podemos compararnos con ellos. Lo único que nos diferencia es que las mujeres son las que hacemos la cena, según la marca de yogur. Así es, Yoplait nos representa a todas… Menos a las lesbianas, a las solteras y a las que no cocinamos.

 

yoplait2

 

La letra de la canción también nos recuerda que las mujeres no podemos permitirnos la idea de no ser delgadas. Es lo más importante para nosotras. Parecería que, al ser mujeres, es nuestra obligación hacer ejercicio (pero, no cualquier ejercicio, tenemos dos opciones: pilates o ir al gimnasio). Pero claro, como la idea de Yoplait es romper esquemas con este comercial, la letra de la canción nos propone que, si no hacemos el ejercicio que nos corresponde para estar delgadas y mostrar nuestros cuerpos en el verano, podemos escondernos lejos de la playa, en el Polo Norte, para que nadie tenga que presenciar nuestros cuerpos no tonificados. Además, y por supuesto, Yoplait refuerza el estereotipo de que lo más importante para una mujer (además de estar delgada) son sus hijos. No hay más.

Y sí, la letra de la canción tiene razón, quizá, en una cosa: ser mujer no es fácil. Pero no sólo no es fácil porque seguimos luchando contra todos los estereotipos que se nos han impuesto, sino porque, según el INEGI, casi la mitad de las mujeres mayores de 15 años hemos sido acosadas, porque todos los días son asesinadas, por lo menos, siete mujeres y porque, de cada $100 que un hombre gana, una mujer recibe $75 por el mismo trabajo.

Pero muchas gracias, Yoplait, por considerarnos.