5 señales de que no le estás prestando atención a la salud de tu vagina

21
Ago

5 señales de que no le estás prestando atención a la salud de tu vagina

Compara cuánto tiempo y dinero le inviertes a la salud de tu cabello o de tu piel. Piensa que también es importante el bienestar de tu vagina, que de por sí es una zona muy delicada. Te recomendamos que lleves un registro de tu ciclo entero, no sólo de los días de tu menstruación, para que te des cuenta de las señales de tu cuerpo: cuánto flujo vaginal se presenta, en qué días es más o menos abundante, cuál su textura o color, etcétera. Así, te será más fácil notar alguna alteración, sobre todo en alguno de los siguientes síntomas, para que acudas al especialista y te pueda ofrecer alguna solución.

 

  1. Cantidad de flujo

Como vimos en una entrada anterior del blog de Angelcup, el flujo vaginal es completamente normal. Aquí es donde sirve el registro de tu ciclo, para darte cuenta cuando te encuentres con una cantidad demasiado elevada de éste, pues puede haberse presentado una infección interna o un desequilibrio en la flora vaginal.

 

  1. Escozor

Hay varias las razones por las que puedes sentir comezón en esta zona, por ejemplo, alguna reacción alérgica, falta de respiración (cuando se utiliza ropa muy ajustada o de algún tipo de tela que no es algodón y que no le gusta a tu cuerpo), falta de limpieza o algún tipo de infección.

 

  1. Roces o lesiones

Si aparecen zonas rojas en la zona vaginal, puede ser debido al daño que has causado en la piel al rascarla por el picor que sientes. Si ése no es el caso, también pueden deberse a la depilación o a una reacción alérgica al tipo de prendas íntimas que usas o a algún producto de limpieza. Es importante que seas observadora para que halles la causa y así puedas encontrar la solución. Por ejemplo, pon atención si estas lesiones se presentan después de mantener relaciones sexuales, pues entonces se pueden deber al roce por falta de lubricación, a una reacción al semen o por algún tipo de infección.

 

aceiteintimodelcorazon1

 

  1. Olor

Los cambios de olor en la vagina son causados por razones tan simples como la alimentación. El cigarro, el café, los refrescos o los alimentos procesados le otorgan un olor más fuerte o amargo. No obstante, si sientes que el olor es realmente fétido, lo más probable es que tengas una infección interior o que haya bacterias de más o de menos en tu flora vaginal.

 

  1. Resequedad

Frecuentemente, los problemas de resequedad vaginal son provocadas por haber limpiado excesivamente la zona. Esto hace que la vagina no genere el flujo que mantiene la zona en perfectas condiciones, que no existan suficientes defensas, que haya cambiado su pH o que se le haya alterado la flora vaginal. Por esa razón, es importante que nunca utilices productos que no sean neutros, y que dejes de obsesionarte con los lavados, realmente sólo enjuagar con agua, cuando estás en la ducha, es más que suficiente.