blog

27
Mar

12 claves para evitar esa incómoda “piel de naranja”

La celulitis es, junto con la obesidad y la flacidez, la cuestión estética que más preocupa a las mujeres; sin embargo, recuerda que la celulitis depende de tres factores centrales: la genética (las hijas de mujeres que tienen celulitis tienen mayor predisposición a tenerla), las hormonas femeninas (por eso tienen celulitis las mujeres y las mujeres trans que toman estrógenos, y no los hombres) y el estilo de vida (los malos hábitos de alimentación, el sedentarismo, entre otros).

Para evitar a nuestra incomoda amiga, la llamada “piel de naranja, te recomendamos las siguientes doces claves, que te llevaran a mejorar tu estilo de vida:

 

  1. Hacer actividad física. Las actividades de elongación favorecen el drenaje linfático. La natación es la más recomendada: siguen yoga, pilates, caminar. No ayudan a la celulitis las que implican microimpactos, como la equitación, el step o correr.
  2. Tomar bastante agua. Es bueno para drenar líquidos tomar entre 1 y 2 litros de agua por día (no más de eso porque se fuerza la diuresis sin beneficios probados).
  3. Eliminar el cigarrillo y reducir el alcohol. El tabaco es uno de los grandes productores de radicales libres, que inducen a la fibrosis del tejido celular subcutáneo que genera la llamada “piel de naranja”.
  4. Reducir la sal. Esto significa no agregar más sal a los platos (no hace falta comer sin sal). Los alimentos procesados, enlatados, conservados tienen exceso de sal. Si se le suman poco líquido bebido, hay retención de líquidos y empeora el aspecto.
  5. Alimentos que no ayudan. Fiambres y embutidos, por la carga de sal y conservantes. Tampoco ayudan los postres y los azúcares refinados. Esto porque producen “glicación” que le resta elasticidad a la piel.
  6. Alimentos que ayudan. El agua, los vegetales de todos los colores, las frutas, las legumbres y, en general alimentos no procesados, ayudan a eliminar líquidos retenidos y toxinas , y mejoran el aspecto de la celulitis.
  7. Evitar la ropa ajustada. Es porque deteriora el drenaje linfático. Preferir zapatillas cómodas, zapatos bajos y, si se puede, hacer largas caminatas descalzas en la arena (también favorece mucho el drenaje linfático). Los tacos no son recomendables.
  8. Mejorar la postura. No pasar mucho tiempo ni sentanda ni parada. Si trabaja sentada, pararse cada dos horas y caminar. Dormir con los pies elevados unos 15-20 cm: por ejemplo, poner un par de almohadas debajo de los talones.
  9. Dormir bien. Ocho horas al día es lo recomendado. Está probado que la restricción de sueño enlentece los procesos metabólicos favoreciendo la retención de líquidos y la acumulación de grasa.
  10. No usar anticonceptivos hormonales. Favorecen la retención de agua en el organismo. Se puede conversar con el ginecólogo y pedirle alternativas de anticonceptivos con mínimas dosis hormonales o usar DIU sin hormonas.
  11. Usar cremas y masajear. Usa cremas con cafeína, lipolíticos y extractos vegetales linfoquinéticos. Hacer el masaje circular ascendente desde el tobillo hacia la ingle y masajear bien la ingle para activar el drenaje linfático.
  12. Hacer tratamientos según el tipo de celulitis. La masoterapia es buena para la celulitis adiposa y flácida. La radiofrecuencia es útil en la flácida. La ultracavitación en la adiposa y en la compacta.

 

Recuerda que debes buscar ayuda de un especialista de la salud para evitarlo, pero ninguna alternativa funciona si no va acompañada de hábitos de vida saludables.

popup_prod
popup_prod